viernes, 5 de enero de 2007

La vida es corta para dejarla pasar sin experiencias, sobre todo si la vida te da revancha, cuando me fui de Montevideo, salí destrozado por un amor que me rechazo, cuando fui de visita 15 años mas tarde, me la encontré divorciada, y llena de recuerdos, de quien la había amado pura, e incondicionalmente, terminamos haciendo realidad tantos sueños perdidos, en una semana de calor, con la verdad que solo la mentira crea, los sueños son siempre mas lindos que la realidades tardías.
Tantas mentiras en el nombre de los recuerdos, tantas verdades pasadas de fecha, tirano el espejo que no devuelve imágenes con piadosos retoques, mas que amor, venganza, que dolor interno revelar el misterio oculto, que el sol despertó entre sabanas viejas, y deseos añejos.
Que refrescante es la brisa del cotidiano, cuando las fuerzas disminuyen los anhelos.
Que tranquilidad en el alma, cuando se evapora la frontera.
Que largo son los caminos de regreso, después de revelar el mito.
Que fascinante inspiración la del deseo, aún esta húmedo el colchón testigo de la materia pendiente, y ya crea un nuevo desafío, una nueva meta, un nuevo cuerpo para ser acariciado.

No hay comentarios: