martes, 2 de noviembre de 2010

Solo un final

De la cocina voy al baño, del baño al dormitorio, del dormitorio al living, y en todas las habitaciones está el silencio, ese silencio que es tumba de la felicidad , las risas y los sueños que otrora que las invadía. Las paredes siguen igual con su pálida pintura , las marcas de donde una vez hubo un cuadro lo recuerda con desigual color . La mesa del comedor esta completamente vacía, donde ante estaba llena de platos, de documentos, de deberes, de facturas, de vasos y botellas. Ni moscas hay en la casa, apenas un susurro muy débil llega desde la cocina, solo la heladera esta activa. Las persianas bajas impiden entrar los rayos de sol , una vez quedaron abiertas la ventanas , entró un aire de libertad y la casa quedó vacía.
No se cuando empezó, solo se que un día me levanté y vi como la alegría con arrebatos de felicidad , con una sonrisa gigante se fue llevando los ruidos, la frescura y la luz de mis ojos.
Unos días mas tarde llegó la noche con su silencio, la que era, paso a ser la que fue, y se llevó los diálogos, las conversaciones y los sonidos rutinarios de una casa familiar.
Los últimos sonidos fueron reproches, reparto , falsas palabras, y un adiós.

El balde vacío

Me lo dijo y me hundí en la obscuridad , me convertí en cenizas de lo que fui, mi espíritu salió de un letargo de sensaciones , se cruzaron mil poesías de inspiración sobre lo que fuimos, para explicar lo que sería un después. Fue como mirar un balde vacío , lo cargué durante años , arrastrando mis pies por el peso, inclinando mi espalda por el esfuerzo, acalambrando mis brazos sin claudicar, y cuando mis ojos miraron el interior, solo había mi ilusión, espesa de recuerdos, y nada mas.
Se llevó todo lo material, dejó la cama vacía, el cuarto sin vida, la cocina sin ruidos, el living sin su presencia, dejó el eco , sonidos de soledad , paredes desnudas, y ausencias de intimidad.
Por la ventana entró una brisa y se llevó su perfume, la puerta se cerró y dejó dentro la única cosa que desechó, ... mi libertad....

miércoles, 21 de julio de 2010

Querida Tití

Querido sobrino
..... Una vez te escribí y no se si la recibistes estas mismas palabras y hoy vuelvo a repetirlas
No mires hacia atrás No te detengas en tu marcha
Después de todo nada puedes hacer por el pasado
Hoy es una cosa nueva, intocada y recién surgida del seno del tiempo
No mires hacia atrás..... emprende una nueva jornada teniendo la vista hacia mañana Húndete en el infinito horizonte en los días que vendrán y ... no mires hacia atrás Olvida los rencores.
No recuerdes más tu dolor , no vale la pena que te tortures acariciando tus recuerdos Nada volverá , nadie puede resucitar lo que no existe.... y lo que pasó queda tendido en el gran féretro del tiempo
No mires hacia atrás... no vuelvas tu cabeza sonríe esperanzado en lo que llega, recoge las promesas que vendrán, y olvida todo el dolor que quedó prendido de otras horas
No mires hacia atrás

Tití.

1980
...

Querida Tití
Te escribo esta carta después de tanto tiempo que no te escribía , sabés muy bien que nunca te olvido, pero tenía la necesidad de decirte que desde que te fuiste me costó mucho recuperarme y acomodar mis pensamientos, llenar ese vacío que quedó al no poder oir tu voz y no verte.
He seguido tus sueños tal cual tu me los insertastes en mi vida, logré realizarlos tal cual tus deseos, los viajes, la situación económica y sobre todo el amor de mi vida, la mujer perfecta para mi, la encontré en París y en el primer momento que la ví supe que era ella, tu me la habías descripto tal cual, y no me fue dificil de reconocerla, te diré que fueron 28 años de felicidad, de despertar cada mañana dandole gracias a Dios por tanta dicha, por tal regalo del cielo. Es verdad que pasamos los sinsabores de la vida, momentos duros y de los otros, pero eso fue lo que mas fuerte nos hizo, juntos vencimos todas las tormentas , le pusimos luz a la obscuridad y sonrisa a la desgracia, juntos luchamos y juntos vencimos. Fueron duros momentos cuando lo económico golpeó nuestra casa, y duro los problemas que se fueron presentando, pero te diré tía mía, que tus consejos me iluminaron siempre, y con los recuerdos de tu amor fuiste mi guia, fuiste el oasis en todo momento. No te sentí como una madre si no como “mi madre” aún conservo tu última carta en la cual me escribes con toda la ternura que solo una madre puede escribir , consolandome por la muerte de mi padre, tu hermano, y a la cual la guarde hace ya 30 años.
Hoy es otro tiempo, hoy es otro desafío, la mujer que hubiese deseado con toda el alma que hubieses conocido, aquella que fue la luz de mis ojos y que te aseguro que si la hubieras conocido te hubieras sentido orgullosa de mi por elegir tan bien y feliz de ver la joya que se llevó este pirata. Pero no todo es eterno, y ayer me dijo que su amor por mi se había apagado, querida Tití, estoy triste por que vi llorar a mi hija, por que debo seguir mi vida sin la que tanto amé, pero el amor mío no se apaga y si ese es su deseo asi será, he hundido en las cenizas de lo que fue, el futuro de lo hubiera sido, fiel a lo que tu me enseñaste respetaré los deseos de la que fue mi Julieta. Disfrazaré con risas de payaso la tristeza del corazón. Doy gracias igual a la vida por estos tantos años maravillosos de felicidad y amor , escribirte me da esa sensación de paz como que estás aquí poniendome una mano en el hombro repitiendo lo que tanto me ayudo en mis días tristes, y te prometo que no miraré para atrás, aunque la tentación sea grande miraré para adelante, esperando que en el horizonte aparezca nuevamente el sol, aprendiendo a vivir sin su amor.

2010

lunes, 12 de julio de 2010

El pequeño escritor

No había casi luz en el orfanato, pero el seguía escribiendo escondido en lo mas alejado de la biblioteca, escribía como poseído, linea tras linea esculpiendo con carbón la voz del alma, en cada frase escapaba al viento sus pensamientos, en cada bloque empezaba y terminaba su fantasía con variados personajes y decenas de colores, afuera no había tiempo , ni frío, ni calor , ni sombra, ni luz,
Todo salía en rápidos movimientos para plasmar en el papel lo que jamás había vivido, pero que mil veces había creado en los cielos del ensueño .
El celador lo encontró en cunclillas escribiendo con expresión variante según lo que en sus escritos realizaba, no vió cuando el celador se acercó y con el bastón le golpeó en la cabeza, con tan mala fortuna que le quebró el cráneo, Cayó el malogrado escritor con una sonrisa furtiva, había escapado en la muerte con sus historias inconclusas , llenas de sueños perennes , la vida no le dió mas de 10 años , pero su fantasía lo lleno de algarabía por el valor de mil.

martes, 29 de junio de 2010

Autopsia a la soledad

Me casé cuando ya la juventud llegaba al ocaso, un poco apurado por la desesperación de ver a mis antepasados partir y llegar a Navidad con menos brindis y mas horas para dormir. Hay mas días para recordar que para crear, la fatiga se adueña de tu ser como si la verdad le perteneciera, la experiencia es el grito de esperanza para defender nuestros fracasos, pero la verdadera reina de la humanidad es la soledad, solo te vas, como solo naces, en tu cráneo solo tu voz hace eco, solo tu te respondes , solo tu te convences, solo tu te temes. Son tus ojos las ventanas al mundo, y allí te asomas para encontrar a quien te acompañe en el duro camino, incierto, ignorante, misterioso. Piedad sientes hacia alguien, cuando en realidad solo esperas piedad hacia ti, quieres ser fuerte, y te rodeas de débiles, escondes tus temores y solo logras quedar solo, solo como un planeta, como una estrella sin rumbo ni meta. Buscas el paraíso en la tierra como algo material, y solo puede existir en tu imaginación, pobre delirio que se repite con cada sueño y en cada cabeza, cada cerebro un edén, cada gusto otro universo. Caminas por el mundo sin entender la música de las flores, solo te embaucas con su aroma y respiras el olor humano, fluidos de sentidos con explicación inexplicables. No ves que solo la solitud te empuja hacia afuera, contracciones parturientas para enfrentar el divino don de la vida. La sabia naturaleza te dotará de entendimiento, solo si te resignas a no profanarla hiriendo tus carnes, y solo comprenderás en el abismo que la repuesta a la existencia es la búsqueda de quien te acompañe en tu cruzada. Solo después de casarme, comprendí que no buscaba eliminar la solitud ni reemplazar los que me faltaban, solo ahí comprendí que la meta de nuestro pasaje por tierra era conocer el amor. Nunca sera tarde, el amor no tiene reloj.

lunes, 7 de junio de 2010

Se casó la prima

Hacia mas de tres años que no visitaba Uruguay, andaba ,casi, casi, fuera de toda información sobre la familia y del mismo país , Internet aún no tenía el auge de ahora, y la sola información que recibía, era por intermedio de la famosa Cartita, que escribía Juan Pedrito Minuano, del diario La República, esta llegaba los martes , exactamente una semana después de ser editada, así que festejaba los triunfos de Nacional con una semana de retraso, si serán grande los bolsos !!
De la familia, alguna carta que llegaba irregularmente cada tres o cuatro meses, y las hojas se llenaban de lágrimas por la pobreza que había, o por que alguien en la familia se había peleado con otro, y yo era `el único ` que podía entender , o que los niños empezaban la escuela y no había para las túnicas , y además algún chisme del barrio, ..que la vieja de enfrente se separó , el marido un sinvergüenza, el vecino chocó la cachila, la hija anda con un punk .....

Pero uno solo se entera de pocas cosas y cuando llega al aeropuerto, es lindo ver a todos , aunque no sabe que fulanito ya no se habla con fulanita, y ni quién puso la guita para que la bienvenida sea de fiesta.

Recién a los tres días y cuando las cosas se habían calmado, el vino había sido absorbido por las carnes de los asados, y el desfile de familiares mas cercanos había menguado, me llegó la noticia, la primita Moni se casaba, puaaa, como pasaba el tiempo, si fue ayer que la veía con sus piernas flacas y su sonrisa feliz de niña consentida, caracter fuerte , leal, e inteligente.
Ahora se casaba ! Bué , hacia tres años que no venía a Uruguay , pero en esa visita no la había visto, ni habia escuchado de ella, o al menos ya ni me acordaba, pero ahora se casaba.

Habían pasado exactamente dos semanas de mi llegada al país y ese sábado, era el sábado especial de mi prima, y para mi también fue hermoso asistir a la iglesia, ver la ceremonia casi de incógnito , mientras iba reconociendo caras familiares golpeadas por el tiempo, amigos de otra época que ya arrastraban sus fracasos o sus triunfos, y se escribían en sus caras, incluso en la ropa se podía adivinar lo que la vida les entregaba a cambio de sus esfuerzos. Nadie me reconocía , era que había cambiado tanto como ellos ? Me quedé ahí sin abrir la boca y sin decir quien era, observando con atención ese momento maravilloso que da el anonimato y disfrutando cada segundo.

Al término de la ceremonia, seguí la procesión hacia la fiesta con los pocos familiares que me habían reconocido y otros que ya habían estado en el aeropuerto, llegamos casi a los últimos y a la entrada del salón estaba el padre de la novia, mi tío, recibiendo a los invitados, me dió alegría verlo, estaba igual que hacía mil años, después que le di un beso , seguí hacia adentro , buscando donde estaba mi prima, en eso mi tío llegó y me abrazo pidiendome perdón , es que no me había conocido , solo después que lo salude, preguntó quien era y cuando le dijeron que era yo, vino corriendo , creo que hasta se le cayó una lágrima.. Después me acompañó y a cada uno que encontraba le preguntaba
- sabés quien es este ?


El 80 % no me reconocía, asi llegamos hasta mi prima , ella si me conoció y su alegría y sus lágrimas fueron tantas como las mías, en pocos segundos fui rodeado por los que aún no me habían saludado y quedamos mi prima y yo en el medio, me escapé para bajar mi perfil de una fiesta que no era en mi honor, y que mejor con mi primo, con el que habíamos pasado la niñez haciendo tantas maldades y diabluras , hasta que se mudó y despues yo me fui del país, y ahora a recordar mientras un whisky va y otro viene, y otro que viene a saludar y otro whisky mas, hasta que aparece mi tía con un sandwiche del Emporio, y la música que se larga y ya ni hablo, solo escabio, y ahi hay otra prima, y otro primo, y otro whisky......

- Bo, el extranjero , por allá , no existe el whisky ? Te tomas todo, que lo parió !

- Todo el mundo a la mesa, que van a cortar la torta. !

Las piernas se me habían puesto toscas, me tropezaba con todo , aunque hacía esfuerzos por caminar derecho , era el salón que se movía, una teta se me cruzó en el camino y mi mano no la pudo evitar, trate de pedir perdón , pero al volver mi cabeza, se me fue el punto apoyo, y la dirección por la cual iba, cuando quedé derecho y mirando al frente, la mesa vino hacía mi con una velocidad prohibida para ese tipo de salones, la colición entre la mesa y mi estómago dió como resultado que quedara casi acostado en la susodicha, ésta, que estaba apoyada con caballetes cedió , y no pude sostenerme, cayendo junto con la mesa , la torta, y algunas bebidas, mi prima y el marido quedaron mirando con el cuchillo en la mano, la torta se deslizó hacia mi persona, quedando la crema impregnada en mi traje. No se si por el golpe o por la emoción pero el whisky salió raudo de mi estómago , yo traté de detenerlo, pero eso hizo que saliera aun con mas fuerza y se depositara todo mi vómito sobre la torta y sus alrededores, incluso el sandwiche del Emporio aprovechó para salir y quedar colgado de una botella de coca-cola.

No recuerdo como llegué a mi casa, y hace ya como 10 años que no veo a mi prima, solo me queda el recuerdo de una curda, y del día que mi prima se casó.

jueves, 8 de abril de 2010

Desde mi ventana

Desde mi ventana veo la primavera reinar con alegría, el sol nos regala con su resplandor, vitalidad, y optimismo, los pájaros flirteando en raudos vuelos, las flores desplegando su belleza, el verde se impone en el jardín. Hoy la conocí .

Desde mi ventana veo el verano , el calor agobia, el cielo se ve mas claro, todo es vacación y tranquilidad, las chicharras regalan su melodía. Ella me ama y llena toda mi cama, mis pensamientos y mi vida.

Desde mi ventana veo el otoño, las hojas cambiando su color y lanzándose al viento, el aire llega en refrescante ambiente, el camino de pasto se tiñó de amarillo, y las huellas de ella no quedaron marcadas cuando se marchó.

Desde me ventana veo el invierno, las nubes se instalaron en mi cielo, los árboles están desnudos, el marrón se adueño del paisaje, hay soledad en la calle, en mi alcoba , en mis sábanas, y en mi alma.
Ella no volvió