sábado, 27 de septiembre de 2014

Escape a los sueños




 Me pediste que te regalara mi ausencia ,
mi vieja carreta ya no tiene ni bueyes,
y ahí quedé, a la vera del camino,
mirando nacer y morir los días,
me fui aletargando en el lugar,
encontrando un espacio bajo el sol,
cada noche escapo al mundo de mis sueños,
ahí donde soy un príncipe que cabalga por tierras
extrañas, y ciudades grandiosas,
suspirando de alegría de pensar en quienes se ponen contentos
de mis triunfos y mi buenaventura,
observo lo que me rodea con la vista de un curioso,
que hace de su propio sueño el paraíso deseado,
la mañana me trae a tierra, dándome el gusto
de paisajes hermosos que nunca antes me había detenido a observar,
es levantar la mirada al cielo para ver los colores que el Creador
pinta inspirado, para regalar al que solo con la mirada
se puede llenar de amor al ver tanta maravilla,
me levanto día a día, con esperanza y entusiasmo
de ver que obsequio la vida me dará, ya nada
me daña , la paz esta conmigo , encontré en lo
que tengo todo lo que necesito,
cada cosa que venga, será siempre un regalo más ,
desde una sonrisa a una mirada tierna ,
que más se le puede sacar a la vida
que los sueños no te otorguen.