martes, 29 de junio de 2010

Autopsia a la soledad

Me casé cuando ya la juventud llegaba al ocaso, un poco apurado por la desesperación de ver a mis antepasados partir y llegar a Navidad con menos brindis y mas horas para dormir. Hay mas días para recordar que para crear, la fatiga se adueña de tu ser como si la verdad le perteneciera, la experiencia es el grito de esperanza para defender nuestros fracasos, pero la verdadera reina de la humanidad es la soledad, solo te vas, como solo naces, en tu cráneo solo tu voz hace eco, solo tu te respondes , solo tu te convences, solo tu te temes. Son tus ojos las ventanas al mundo, y allí te asomas para encontrar a quien te acompañe en el duro camino, incierto, ignorante, misterioso. Piedad sientes hacia alguien, cuando en realidad solo esperas piedad hacia ti, quieres ser fuerte, y te rodeas de débiles, escondes tus temores y solo logras quedar solo, solo como un planeta, como una estrella sin rumbo ni meta. Buscas el paraíso en la tierra como algo material, y solo puede existir en tu imaginación, pobre delirio que se repite con cada sueño y en cada cabeza, cada cerebro un edén, cada gusto otro universo. Caminas por el mundo sin entender la música de las flores, solo te embaucas con su aroma y respiras el olor humano, fluidos de sentidos con explicación inexplicables. No ves que solo la solitud te empuja hacia afuera, contracciones parturientas para enfrentar el divino don de la vida. La sabia naturaleza te dotará de entendimiento, solo si te resignas a no profanarla hiriendo tus carnes, y solo comprenderás en el abismo que la repuesta a la existencia es la búsqueda de quien te acompañe en tu cruzada. Solo después de casarme, comprendí que no buscaba eliminar la solitud ni reemplazar los que me faltaban, solo ahí comprendí que la meta de nuestro pasaje por tierra era conocer el amor. Nunca sera tarde, el amor no tiene reloj.

lunes, 7 de junio de 2010

Se casó la prima

Hacia mas de tres años que no visitaba Uruguay, andaba ,casi, casi, fuera de toda información sobre la familia y del mismo país , Internet aún no tenía el auge de ahora, y la sola información que recibía, era por intermedio de la famosa Cartita, que escribía Juan Pedrito Minuano, del diario La República, esta llegaba los martes , exactamente una semana después de ser editada, así que festejaba los triunfos de Nacional con una semana de retraso, si serán grande los bolsos !!
De la familia, alguna carta que llegaba irregularmente cada tres o cuatro meses, y las hojas se llenaban de lágrimas por la pobreza que había, o por que alguien en la familia se había peleado con otro, y yo era `el único ` que podía entender , o que los niños empezaban la escuela y no había para las túnicas , y además algún chisme del barrio, ..que la vieja de enfrente se separó , el marido un sinvergüenza, el vecino chocó la cachila, la hija anda con un punk .....

Pero uno solo se entera de pocas cosas y cuando llega al aeropuerto, es lindo ver a todos , aunque no sabe que fulanito ya no se habla con fulanita, y ni quién puso la guita para que la bienvenida sea de fiesta.

Recién a los tres días y cuando las cosas se habían calmado, el vino había sido absorbido por las carnes de los asados, y el desfile de familiares mas cercanos había menguado, me llegó la noticia, la primita Moni se casaba, puaaa, como pasaba el tiempo, si fue ayer que la veía con sus piernas flacas y su sonrisa feliz de niña consentida, caracter fuerte , leal, e inteligente.
Ahora se casaba ! Bué , hacia tres años que no venía a Uruguay , pero en esa visita no la había visto, ni habia escuchado de ella, o al menos ya ni me acordaba, pero ahora se casaba.

Habían pasado exactamente dos semanas de mi llegada al país y ese sábado, era el sábado especial de mi prima, y para mi también fue hermoso asistir a la iglesia, ver la ceremonia casi de incógnito , mientras iba reconociendo caras familiares golpeadas por el tiempo, amigos de otra época que ya arrastraban sus fracasos o sus triunfos, y se escribían en sus caras, incluso en la ropa se podía adivinar lo que la vida les entregaba a cambio de sus esfuerzos. Nadie me reconocía , era que había cambiado tanto como ellos ? Me quedé ahí sin abrir la boca y sin decir quien era, observando con atención ese momento maravilloso que da el anonimato y disfrutando cada segundo.

Al término de la ceremonia, seguí la procesión hacia la fiesta con los pocos familiares que me habían reconocido y otros que ya habían estado en el aeropuerto, llegamos casi a los últimos y a la entrada del salón estaba el padre de la novia, mi tío, recibiendo a los invitados, me dió alegría verlo, estaba igual que hacía mil años, después que le di un beso , seguí hacia adentro , buscando donde estaba mi prima, en eso mi tío llegó y me abrazo pidiendome perdón , es que no me había conocido , solo después que lo salude, preguntó quien era y cuando le dijeron que era yo, vino corriendo , creo que hasta se le cayó una lágrima.. Después me acompañó y a cada uno que encontraba le preguntaba
- sabés quien es este ?


El 80 % no me reconocía, asi llegamos hasta mi prima , ella si me conoció y su alegría y sus lágrimas fueron tantas como las mías, en pocos segundos fui rodeado por los que aún no me habían saludado y quedamos mi prima y yo en el medio, me escapé para bajar mi perfil de una fiesta que no era en mi honor, y que mejor con mi primo, con el que habíamos pasado la niñez haciendo tantas maldades y diabluras , hasta que se mudó y despues yo me fui del país, y ahora a recordar mientras un whisky va y otro viene, y otro que viene a saludar y otro whisky mas, hasta que aparece mi tía con un sandwiche del Emporio, y la música que se larga y ya ni hablo, solo escabio, y ahi hay otra prima, y otro primo, y otro whisky......

- Bo, el extranjero , por allá , no existe el whisky ? Te tomas todo, que lo parió !

- Todo el mundo a la mesa, que van a cortar la torta. !

Las piernas se me habían puesto toscas, me tropezaba con todo , aunque hacía esfuerzos por caminar derecho , era el salón que se movía, una teta se me cruzó en el camino y mi mano no la pudo evitar, trate de pedir perdón , pero al volver mi cabeza, se me fue el punto apoyo, y la dirección por la cual iba, cuando quedé derecho y mirando al frente, la mesa vino hacía mi con una velocidad prohibida para ese tipo de salones, la colición entre la mesa y mi estómago dió como resultado que quedara casi acostado en la susodicha, ésta, que estaba apoyada con caballetes cedió , y no pude sostenerme, cayendo junto con la mesa , la torta, y algunas bebidas, mi prima y el marido quedaron mirando con el cuchillo en la mano, la torta se deslizó hacia mi persona, quedando la crema impregnada en mi traje. No se si por el golpe o por la emoción pero el whisky salió raudo de mi estómago , yo traté de detenerlo, pero eso hizo que saliera aun con mas fuerza y se depositara todo mi vómito sobre la torta y sus alrededores, incluso el sandwiche del Emporio aprovechó para salir y quedar colgado de una botella de coca-cola.

No recuerdo como llegué a mi casa, y hace ya como 10 años que no veo a mi prima, solo me queda el recuerdo de una curda, y del día que mi prima se casó.