sábado, 24 de enero de 2009

La Maldición

La cabeza me pesaba y no podía controlarla, en un intento para ponerla derecha el cuerpo me quedó desgarbado y sin control, al querer mantener el equilibrio el codo se estiró mas de lo deseado ya le dio un golpe a la botella de whisky , que fue a parar al suelo haciéndose añicos y perdiendo lo poco que me quedaba de alcohol , ya sin la medicina contra olvido dejé la cara contra la mesa . con los ojos cerrados y la boca abierta , derramando saliva. Me adormecí por un rato y me desperté sobresaltado por el ruido de un bocinazo que llegaba de la calle , me asaltó a la idea del porque estaba en esta situación , de como llegue a estar tan defenestrado de la sociedad .
Todo empezó en una noche de fiesta, íbamos con Joselo y Patricio , habíamos recorrido todos los boliches de puerto Príncipe en Haití, y a las 4 de la mañana ya habíamos escabiado mas alcohol que un tonel de ron. Habíamos llegado hasta la dársena y desde allí veíamos el faro, nos sentamos cantando viejas canciones filibusteras y recordando viejos amores, hasta que de la nada apareció una diosa con una blusa escotada que nos dejó tartamudeando y la vista fija. Se sonrió y se acercó a nosotros con paso firme, Joselo la invitó a tomar de nuestro whisky y ella mirándonos con ojos de fuego nos dijo, dentro de tres días los tres serán mios, primero me llevaré a ti, (señaló a Jeselo) luego a ti, (señaló a Patricio) y luego vendré por ti y me señaló a mi clavandome una mirada que me congeló. Nos miramos entre nosotros hasta que Joselo lanzó una carcajada diciendo entre risas
-juaaaas yo voy a mojar primero !
Y cuando buscamos a la mina , no había nadie, nos mirábamos y nos preguntábamos , existió ? había una diosa allí ? no podía ser una ilusión colectiva ? nos entró un miedo repentino , así que nos levantamos y nos fuimos en busca de un lugar abierto para comprar mas trago y olvidar el incidente, pero al encontrar un bar abierto , Patricio empezó a contar lo que nos había ocurrido, y allí fue que el patrón del bar y un cliente , al escuchar la historia abrieron grande los ojos y con cara muy asustado nos dijeron que teníamos que ir a lo de la vieja Rosenda a que nos bendiciera , que lo que habíamos visto era la misma muerte que nos venía a buscar, que teníamos que dejar bendecirnos para que el contrato que había en contra nuestra se rompiera y pudiéramos salvarnos. Ante tan grande peligro la reacción de Joselo fue una carcajada de muerte, si de muerte , y muerte rápida, fue tal el espasmo de su risa que se ahogo y al tratar de respirar vomitó ahogandose en su propio vómito, quién sería capaz de hacerle un boca a boca para salvarlo ?
Cuando llegó la policía a levantar el cuerpo , Patricio y yo recibíamos el consuelo del patrón del bar con unos mojitos y entre la tristeza de la perdida del amigo y el pedo que teníamos , era imposible que la policía creyese en la maldición de la diosa del puerto, pero por las dudas . decía el patrón del bar, por que no mejor nos íbamos a lo de la Rosenda.
Esa noche después de enterrar a Joselo, fuimos con Patricio a descargar las penas , y adonde mejor que un bar ? Tomamos hasta que nos echaron, salimos del local tambaleando y agarrándonos entre nosotros, así fuimos a parar nuevamente al puerto, no se por que o como terminamos allí, la cosa que Patricio cuando reconoció en donde estábamos empezó a llamar a la diosa y a putiarla por haberse llevado a nuestro amigo, con tal vehemencia y descontrol que en un descuido se tropezó y se fue de cabeza al mar , quedé atónito , cuando logré reaccionar y acercarme al muelle ya no se oía ni se veía nada, esperé un rato en silencio y como seguía el silencio absoluto, acepté la maldición de la diosa y me fui a casa tambaleando, decidido a tomarme hasta el mercurio cromo del botiquín.
Ya era el tercer día desde la aparición, aquí estaba recluido esperando, abrazado al whisky, resignado a mi destino, sin preguntarme porque no había buscado a la Rosenda.

jueves, 15 de enero de 2009

La Lluvia

Despertarse en la mañana y con la cabeza pesada los ojos hinchados, la boca amarga, la lengua hinchada, y todos los músculos entumecidos, recordándonos la noche de escabio, el haberse respirado todo el humo de los cigarrillos, la voz ronca de haber hablado mil sandeces y reído de otras mil bobadas, y ahora el sol nos dice buenos días, arriba vago ¡ y uno que está tan débil y confuso que no se anima a decirle al sol

– La puta que te parió, no podías haber salido mas tarde hoy ?

Con gran esfuerzo apoyandome en las paredes llego a el baño para darme una rica ducha, de agüita caliente, esa que te recorre por la espalda, te refresca la cara, te aceita el olvidado...

Es desesperación de saciar esa sed de café matutino, para sacar ese gusto de Kolinos que reina en la boca , para sentirse verdaderamente despierto, para estar listo para enfrentar el mundo cruel y salvaje.

Al salir del refugio sagrado del hogar, uno se da cuenta que comienza la lucha, el tiempo de mierda, con un frío que traspasa las orejas, y una lluvia persistente que esta ahí esperando, acechando toda mi osamenta, mi ropa seca y mis zapatos calentitos.

Quien fue que me susurro que comprara esos zapatos de suela de cuero ¿ seguro que el mismo el diablo, por que estos joputas apenas se mojaron quedaron como una baba y al tratan de correr para que la lluvia no me empapara, fue como caminar arriba de bolitas y me fui de culo, directo a las baldosas que me recibieron con mucha alegría, mas que alegría con risas , mas que con risas, con lágrimas por que me mojaron hasta la nuca.

Era de esperar que un Martes 13 diera su nota de mala suerte, pero como la mala suerte va por barrios, llegó el momento de venganza cuando conduciendo ya en la calle, un pelotudo venía esquivando charquitos en la vereda, sin calcular que el mundo es cruel y despiadado, y también que caminar al costado de un charco que rebasa la calle y esta al alcancé de un senior malhumorado, y además muy , muy vengativo, esto puede dar que no solo la lluvia moja cuando se desprende de las nubes.....

A veces me pregunto , la gente , esa que uno no conoce sus intimidades, también es mala cuando anda de mal humor ? o a solo los elegidos como yo, les pasa eso ?

Una verdadera mierda, si, mierda, cuando llueve todo el mundo utiliza el auto, y nosotros los ya clientes de los lugares libres en la calle , nos encontramos que están todos ocupados por estos usadores ocasionales de lugares libres, así que justo hoy con la lluvia y el frío que hay me toca dejar el auto a tres cuadras del laburo.

Rabiando contra el paraguas que deja entrar gotas por todos los costados , voy avanzando en la larga traversía que son estas calles de porquería , llena de baches, charcos , baldosas flojas , zapatos mojados y lo peor, un junagranputa copiador, que se le “ocurrió” que es una gracia pasar por un charco que estaba cerca del cordón con su auto mas junagranputa y empaparme lo que me quedaba de seco.

El próximo martes 13 me pego el faltazo y se van a L.P.M.Q.L.R.P

martes, 13 de enero de 2009

Droit de seigneur

Era casi la una de mañana cuando la vinieron a buscar, eran mas de 20 soldados, armados de lanzas y espadas, montados a caballo y con antorchas, el padre los recibió con orgullo y les abrió la puerta de par en par, la madre les ofreció horchata fresca, luego tomó a su hija y poniéndole un chal blanco en la espalda la acompañó hasta el carro que habían traído para llevarla. El pueblo entero miraba con curiosidad , algunos con envidia, otros con temor. La vi partir entre bullicio de la gente, no me miró ni una vez , su vista estaba clavada de frente, si hubiera por un instante dudado, o hubiera cruzado con mis ojos un pequeño ruego hubiera dejado escapar todo mi odio, mi rencor, y mi inconsciencia, hubiera tomado mi lanza y arremetido contra todo y contra todos, pero aun no era tiempo de rebeldes, aun no era tiempo de libertades, la fuerza y el miedo podía mas que el amor, la ley era el refugio por la cual nos refugiábamos los cobardes, y ellas para expulsar su fantasía .