miércoles, 18 de junio de 2014

    Llegué medio apurado, no se si iba en retardo o con ansias de llegar, eso si, estaba inquieto, como si presagiara que algo iba a pasar, me metí entre el murmullo de gente, o al menos eso presentía, vi un rostro que fue tomando forma al adaptar mi vista a la claridad, y su sonrisa serena me invadió con recuerdos de felices días , una sucesión de imágenes recorrieron mi mente  y reviví en un instante los mejores momentos , recibí su abrazo como una bendición y me llené de regocijo, era mi padre y sentía ese amor y admiración que tantas veces me había abordado cuando niño, no había terminado ese largo abrazo cuando vi que otra luz dejaba a otra cara al descubierto, la reconocí inmediatamente , solo una madre sonríe así, fue el turno de abrazarla a ella , posé mi mejilla con la suya y sentí toda la paz y seguridad que ella desprendía, y al igual que con mi padre volví a revivir los mejores momentos que con ella pasé, y cuando vi la imagen del último beso que le di, comprendí que estaba soñando, un sueño maravilloso, ya que mi madre había fallecido hacía muchos años ya. Consiente de la situación, desee no despertar aún , aprovechar esos momentos al máximo,  los tenía ahí, y la dicha era inmensa, mas allá vi a mi abuela y casi corrí a su encuentro , me recibió con una mirada tierna y sentí su mano en mi mano , como cuando chico me llevaba a la feria . Casi inmediatamente vi a mi tía, a mi tío, a muchos tíos y tías y mas allá mis queridos amigos, incluso aquellos que hacia tanto tiempo que se habían ido que casi ya no recordaba , todos estaban pendientes de mi , al final de cuentas era mi sueño  ! La euforia y la alegría de verlos no cabían en mi pecho, me imaginé en la cama dormido con una sonrisa , pero en mi visión no me veía feliz con una sonrisa, me veía si, en mi lecho, pero boca arriba, con una mano extendida y la otra en mi pecho, las piernas abierta  y la frazada en el piso dejándome destapado completamente, me sorprendí al verme la cara , estaba con la boca abierta y los ojos entreabiertos , me pareció mas bien una mueca grotesca ! giré la cabeza para mirar a mis seres queridos y ellos se corrieron a los costados, dejando un hueco por el cual pude ver perfectamente que había un ataúd en el cual reposaban mis restos mortales.

1 comentario:

Hannia dijo...

Intuyo que también me veo así cuando despierto